Estudio Pilates Málaga

Pilates en tiempos de Coronavirus

Querido/a lector/a, mi más fuerte deseo que todo este bien contigo y tu familia en estos días.

Como sabrás las pandemias no son algo nuevo, al lo largo de la historia se han sucedido muchas, como Viruela, Sarampión, la mal llamada ‘gripe española’ de 1918, la peste negra, y el VIH. Pero bueno no estoy aquí para escribir sobre esto, no es mi campo, y si que podréis encontrar toda la información que queráis en Internet.

Pero ¿que tiene que ver esto con Pilates? ¿Acaso el método Pilates puede salvar vidas? ¡Pues parece que sí!

Joe Pilates vivió la pandemia de la gripe de 1918 que infectó a 500 millones de personas en el mundo, y mató a 50 millones de ellas, incluyendo a niños. Se considera la pandemia más devastadora de la historia humana, ya que en solo un año mató entre 20 y 40 millones de personas. Se inició en Kansas (EEUU) en 1918 y duró hasta el 1921.

Durante esos años Joe Pilates se encontraba en uno de los muchos campos de internados de la Primera Guerra Mundial, en la Isla de Man junto con más de 8.000 internos. Durante años estos internos aprendieron el vigoroso y enérgico sistema de entrenamiento que fue desarrollando Joe Pilates allí mismo, la contrología. La mayoría de las personas internadas en la Primera Guerra Mundial fueron afectadas por esta pandemia pero, y es un dato histórico, ¡ninguno de los 8.000 internados que estaba con Joe Pilates murió por la ‘gripe española’!, y esto siempre fue algo de lo que se enorgullecía Joe Pilates.

Estos detenidos no eran diferentes de los de otros campos de internados, salvo por una cosa, que practicaban cada día, sin excepción, el riguroso sistema de acondicionamiento corporal de Joe Pilates. Se decía que su práctica durante años y de forma continuada había elevado el sistema inmunológico de todos ellos.

Mi lectura sobre esto, es que una vez más, el método Pilates no es un puñado de ejercicios insulsos y sin sentido. Joe Pilates fue un genio, y su visión sobre el cuerpo humano es algo que sigue fascinando a todo el que profundiza en su método. No es solo un fortalecimiento integral y equilibrado del cuerpo, es un desarrollo corporal que te permite acceder a partes internas de tu cuerpo masajeandolas y estimulando así todo el sistema linfático, sanguineo, neuronal… Entiendo porque Pilates lo llamaba “una ducha interna”.

Si bien pensamos que tenemos una ventaja sobre esos internados, nos estamos equivocando. El seguir un programa de ejercicios Pilates de una manera diaria, vigorosa y disciplinada, no solo mejoraba su sistema inmune sino también su estado mental y espiritual. Sin duda esto les hizo ganar resiliencia, que es la capacidad de hacer frente a las adversidades de la vida.

¿y que puede hacer yo?

Muy fácil. Vas a crear una rutina diaria donde tengas al menos 20-30 minutos para hacer Pilates. Mi consejo es que sea lo primero que hagas nada más despertarte, y digo nada más salir de la cama, nada de cafelito. Quizás os cueste al principio pero con fuerza de voluntad y persistencia después de 66 días crearás un habito, y ya no podrás vivir de otra manera. Después un tiempo para respirar, una ducha, y ya has arrancado el día de una forma espectacular. Te subirá el ánimo, y te dará fuerzas para afrontar el día de una forma mucho más positiva y enérgica.

Pero es que no se hacer Pilates, o no recuerdo los ejercicios, etc…

Eso no es ningún problema, por suerte no vivimos en 1918, hoy en día la tecnología es increíble. Hacemos clase online, por Skype o Zoom. Yo recibo clases desde hace años con profesores de EEUU, y otros países del mundo, y funciona perfectamente. Lo único que no estaré ahí para empujarte o tirar en algunos ejercicios, pero por lo demás te puedo asegurar que vas a ejercitarte como si estuvieras en el estudio de Pilates. Podrás aprender o recordar los ejercicios, de la forma que te benefician, y podrás hacerlo cada mañana si así lo deseas.

Hacer Pilates, no solo mejorará tu estado físico, sino lo más importante en estos momentos te ayudará a ser una persona resiliente: arquitecto de tu propia alegría y tu propio destino. Esto parece una frase echa pero os puedo asegurar que no lo es, simplemente porque lo siento así desde primera mano.

“Cada uno somos arquitectos de nuestra propia vida. Y la felicidad está subordinada al bienestar físico por encima del nivel social o el estatus económico”. Joe Pilates

Espero haberte ayudado con mi visión sobre como Pilates puede mejorar tu vida hoy.

Amor y salud,

Ernesto Peña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entradas recientes
Categorías
Artículos del blog